Hacia un Chiapas Prospero y Productivo: Instituciones, Políticas y Dialogo Público-Privado Para Promover el Crecimiento Inclusivo

Abstract:

Desde la revolución zapatista de enero de 1994, Chiapas ha recibido una enorme cantidad de recursos del gobierno federal. Las brechas en años de escolaridad entre Chiapas y el resto de México se han reducido, y se han realizado numerosas inversiones que han mejorado la infraestructura vial, puertos y aeropuertos. Sin embargo, la brecha que separa a Chiapas del resto de México se ha venido ampliando sostenidamente. Un equipo multidisciplinario de doce expertos se ha dedicado a estudiar diferentes aspectos de la dinámica productiva, política y social de Chiapas. De allí han surgido cinco documentos base: Diagnóstico institucional, Complejidad económica, Diagnóstico de crecimiento, Perfil de pobreza y un piloto de diálogo productivo realizado en una comunidad indígena de Chiapas. Este reporte resume los principales hallazgos surgidos del conjunto de investigaciones y articula sus correspondientes recomendaciones de política.

Nuestra hipótesis es que Chiapas se encuentra en una trampa de baja productividad. Los métodos de producción moderna, estrechamente ligados al proceso de crecimiento y desarrollo, requieren de un conjunto de insumos complementarios que están ausentes en la mayor parte del territorio de Chiapas. Así, no existen incentivos para adquirir nuevos conocimientos que podrían ser utilizados en industrias que no existen. Esta incapacidad para resolver los problemas de coordinación y proveer los insumos requeridos por la producción moderna ha hecho que se desperdicie una buena parte de la inversión social que se ha volcado sobre la entidad.

Para superar el dilema actual y encender la chispa del crecimiento, Chiapas necesita resolver sus problemas de coordinación, conectividad, y promover gradualmente una mayor complejidad. Nuestras recomendaciones se basan en el aprovechamiento de las aglomeraciones de conocimientos que ya existen en los principales centros urbanos de Chiapas, para abordar nuevos sectores productivos de mayor valor agregado y complejidad. Para superar este reto, es necesario crear una estructura público-privada que resuelva de forma iterativa los problemas de coordinación y de provisión de bienes públicos que requieren estos sectores de alto potencial. Los sistemas de transporte público y la política de vivienda son mecanismos para integrar a la población aledaña a los centros urbanos a la nueva dinámica productiva. Zonas económicas especiales o agro-parques industriales pueden ser herramientas para promover la productividad y el crecimiento en lugares en donde hemos detectado que la disponibilidad de mano de obra barata y problemas de apropriabilidad son los principales cuellos de botella.

CID Working Paper: 317
Last updated on 11/10/2016