Implementando Politicas de Desarrollo Productivo En Chiapas: Marco Institucional

Abstract:

Este documento propone un nuevo marco institucional para la implementación de políticas de desarrollo productivo (PDP) en Chiapas, con el objetivo de impulsar un cambio estructural de la economía chiapaneca en búsqueda de mayor diversidad y complejidad productiva.

La primera sección contiene un diagnóstico del contexto actual de PDP en el Estado. Se observa un bajo grado de implementación y ejecución, pese a la abundancia de análisis, prescripciones e iniciativas de apoyo a la empresa privada. Esta situación no se puede atribuir a la escasez de recursos. Aunque a nivel estatal no se dispone de muchos recursos para PDP, sí los hay al nivel de programas federales existentes. Se trata de deficiencias de coordinación y liderazgo en el sector público, que interactúan con problemas de coordinación dentro del propio sector privado, con la percepción de inestabilidad político-institucional, y con una historia de desconfianza, para conformar un escenario de escasa colaboración a distintos niveles, por lo que muchas de las oportunidades existentes quedan desaprovechadas.

La segunda sección describe los fundamentos conceptuales para un nuevo marco institucional que haga posible la implementación efectiva de PDP, reflejados en cuatro principios básicos. Primero, el nuevo marco debe construirse con relativamente pocos recursos presupuestarios del Estado. Segundo, se subraya que debe centrarse en la coordinación entre sector público y sector privado, lo que requiere capacidades y conocimientos específicos dentro del sector público, la construcción de una relación de confianza, y la promoción proactiva de la organización y coordinación del sector privado. Tercero, un énfasis en la provisión de bienes y servicios públicos, y no intervenciones de mercado. Cuarto, la promoción de un proceso dinámico iterativo.

Una vez establecidos los principios, en la tercera sección se detalla la propuesta concreta de coordinación para la implementación del nuevo marco institucional. Se centra ella en los siguientes cinco puntos. Primero, la designación de un ente implementador sobre el cual recaiga con claridad el liderazgo y la responsabilidad del proceso de implementación de PDP. Segundo, se recomienda dotar a dicho ente de un staff técnicamente competente. Tercero, debe tener autonomía política. Cuarto, debe ser proactivo, en un proceso de dinamización orientado a la acción. Por último, debe fomentar el liderazgo en el sector privado. Al final, se discuten ejemplos ilustrativos de cómo se podría dar la implementación práctica de ese proceso dinámico.

CID Working Paper: 305
Last updated on 02/10/2016