Tim Cheston

2017
Coscia, M., Cheston, T. & Hausmann, R., 2017. Institutions vs. Social Interactions in Driving Economic Convergence: Evidence from Colombia.Abstract

Are regions poor because they have bad institutions or are they poor because they are disconnected from the social channels through which technology diffuses? This paper tests institutional and technological theories of economic convergence by looking at income convergence across Colombian municipalities. We use formal employment and wage data to estimate growth of income per capita at the municipal level. In Colombia, municipalities are organized into 32 departamentos or states. We use cellphone metadata to cluster municipalities into 32 communication clusters, defined as a set of municipalities that are densely connected through phone calls. We show that these two forms of grouping municipalities are very different. We study the effect on municipal income growth of the characteristics of both the state and the communication cluster to which the municipality belongs. We find that belonging to a richer communication cluster accelerates convergence, while belonging to a richer state does not. This result is robust to controlling for state fixed effects when studying the impact of communication clusters and vice versa. The results point to the importance of social interactions rather than formal institutions in the growth process.

 

colombia_convergence_cidwp_331.pdf
2016
Hausmann, R., et al., 2016. Towards a Prosperous and Productive Chiapas: Institutions, Policies, and Public-Private Dialog to Promote Inclusive Growth.Abstract

Since the Zapatista revolution of January 1994, enormous amount of resources coming from the federal government have poured over Chiapas. The gap in years and quality of education has been reduced significantly; and road, port and airport infrastructure have undergone a dramatic transformation. And yet, the income gap between Chiapas and the rest of Mexico has only widened. To understand why, a multi-disciplinary team of twelve experts have devoted significant time and resources to study different aspects of the development dynamic of Chiapas. As a result, 5 base documents have been published analyzing Chiapas:

- Complexity profile
- Growth Diagnostic
- Institutional Diagnostic
- Poverty profile
- Pilot of productive dialogs and inclusive growth in an indigenous community

This report resumes the findings from these and articulates their corresponding recommendations into a policy plan.

According to our hypothesis, Chiapas is wedged in a low productivity trap. A modern production system, responsible for productivity increases, income and development elsewhere in the world, requires a number of complementary inputs or capacities that are absent in Chiapas. As a result, its economy consists of a few primary products of little or no technological sophistication, and a vibrant service industry fueled by public expenditure in its larger cities. In this situation, there are no incentives to acquire additional education or skills because there is no demand for them in the economy. As we have proved, the few that manage to emigrate earn salaries elsewhere in Mexico slightly above other migrants with similar qualifications. As it turns out, it is not about the Chiapanecos, it is about Chiapas.

To overcome the current dilemmas and spark the engine of growth, Chiapas needs to resolve its issues of coordination, connectivity and gradually promote economic activities of higher complexity. Yazaki, one of the few manufacturers present in Chiapas, is an example of the role of the state in helping the economy to overcome the chicken-and-egg dilemmas, providing the public goods required - in an initial push – by a more complex economy. Our recommendations are based in identifying the productive capabilities embedded within the current productive structure of Chiapas four largest urban agglomerations, and leveraging on them to board on different potential, more complex industries that use a similar base of knowledge. To conquer those industries and diversify its economy, Chiapas needs a public-private agency empowered to iteratively solve the issues and bottlenecks these potential industries face in each particular place. Public transport and housing policy can be used as means to incorporating the surrounding communities into the increasingly modern economies of urban centers. Special economic zones and agro-industrial parks can be used to spur productivity in those areas where labor and appropriability are the most binding constrains.

Hausmann, R., et al., 2016. Hacia un Chiapas Prospero y Productivo: Instituciones, Políticas y Dialogo Público-Privado Para Promover el Crecimiento Inclusivo.Abstract

Desde la revolución zapatista de enero de 1994, Chiapas ha recibido una enorme cantidad de recursos del gobierno federal. Las brechas en años de escolaridad entre Chiapas y el resto de México se han reducido, y se han realizado numerosas inversiones que han mejorado la infraestructura vial, puertos y aeropuertos. Sin embargo, la brecha que separa a Chiapas del resto de México se ha venido ampliando sostenidamente. Un equipo multidisciplinario de doce expertos se ha dedicado a estudiar diferentes aspectos de la dinámica productiva, política y social de Chiapas. De allí han surgido cinco documentos base: Diagnóstico institucional, Complejidad económica, Diagnóstico de crecimiento, Perfil de pobreza y un piloto de diálogo productivo realizado en una comunidad indígena de Chiapas. Este reporte resume los principales hallazgos surgidos del conjunto de investigaciones y articula sus correspondientes recomendaciones de política.

Nuestra hipótesis es que Chiapas se encuentra en una trampa de baja productividad. Los métodos de producción moderna, estrechamente ligados al proceso de crecimiento y desarrollo, requieren de un conjunto de insumos complementarios que están ausentes en la mayor parte del territorio de Chiapas. Así, no existen incentivos para adquirir nuevos conocimientos que podrían ser utilizados en industrias que no existen. Esta incapacidad para resolver los problemas de coordinación y proveer los insumos requeridos por la producción moderna ha hecho que se desperdicie una buena parte de la inversión social que se ha volcado sobre la entidad.

Para superar el dilema actual y encender la chispa del crecimiento, Chiapas necesita resolver sus problemas de coordinación, conectividad, y promover gradualmente una mayor complejidad. Nuestras recomendaciones se basan en el aprovechamiento de las aglomeraciones de conocimientos que ya existen en los principales centros urbanos de Chiapas, para abordar nuevos sectores productivos de mayor valor agregado y complejidad. Para superar este reto, es necesario crear una estructura público-privada que resuelva de forma iterativa los problemas de coordinación y de provisión de bienes públicos que requieren estos sectores de alto potencial. Los sistemas de transporte público y la política de vivienda son mecanismos para integrar a la población aledaña a los centros urbanos a la nueva dinámica productiva. Zonas económicas especiales o agro-parques industriales pueden ser herramientas para promover la productividad y el crecimiento en lugares en donde hemos detectado que la disponibilidad de mano de obra barata y problemas de apropriabilidad son los principales cuellos de botella.

chiapas_recomendaciones_de_politica_cid_wp_317.pdf Abstract (English) chiapas_policy_recommendations_cidwp_317_english.pdf
2015
Hausmann, R., Cheston, T. & Santos, M.A., 2015. La Complejidad Economica de Chiapas.Abstract

Chiapas es el estado más pobre de México, y también el menos diversificado en su estructura productiva. Según los hallazgos de este reporte, esa dualidad no es una coincidencia casual. La escasa complejidad económica de Chiapas, medida tanto por la escasa sofisticación de sus exportaciones como por la exigua diversidad en la composición de su empleo, es uno de los factores asociados a sus bajos niveles de ingreso y escaso crecimiento. Para cambiar el patrón de crecimiento de Chiapas es necesario cambiar su estructura de producción, haciéndola más compleja y sofisticada.

Afortunadamente, existe un enorme potencial para que diferentes lugares de Chiapas se muevan de manera gradual hacia productos e industrias de mayor sofisticación, con base en el conocimiento con el que ya cuentan hoy en día. No todos los lugares tienen el mismo potencial; la diversidad de capacidades productivas que existe en México se reproduce hacia el interior de Chiapas de manera fractal. Nuestros análisis indican que la variedad de niveles de ingresos hacia adentro de las regiones sigue siendo mayor que las diferencias entre los promedios de esas regiones. Esta característica justifica la utilización de un enfoque municipal, centrado en aquellas zonas urbanas de mayor población, con suficiente diversidad y sofisticación como para justificar un análisis de productos e industrias “adyacentes” de mayor complejidad que requieran capacidades similares a las ya existentes. Este enfoque reconoce que la esperanza en el corto plazo para muchos ciudadanos que no habitan en la vecindad de las regiones más sofisticadas del estado está en la posibilidad de moverse gradualmente hacia niveles de productividad agrícola más alta.

En este reporte se identifican cuáles son los productos e industrias que ofrecen las mejores posibilidades de diversificación productiva para incrementar la complejidad económica de cuatro de los municipios más complejos de Chiapas, considerando sus capacidades iniciales. Como resultado, se presenta un resumen diferenciado de las principales posibilidades y los retos que debe superar cada lugar para capitalizarlas. Comitán de Domínguez debe centrarse en resolver restricciones logísticas asociadas a conflictos sociales para capitalizar sus posibilidades como destino turístico de alto nivel, y desarrollar una base de fabricación de artículos para el hogar y textiles. San Cristóbal de las Casas está bien posicionado para aprovechar las habilidades desarrolladas en la producción de artesanías y transferirlas a la de textiles sofisticados, en adición a nuevas oportunidades en recubrimientos metálicos, y fabricación de alimentos y bebidas. Para materializar el potencial de Tuxtla Gutiérrez se requiere reconvertir ese amplio sector de servicios que responde a la demanda creada por el gasto público en la capital del estado, en una base de manufacturas más diversa.  Los principales candidatos para movilizar esa transformación productiva son los sectores de textiles y peletería, procesamiento de alimentos, y ciertas categorías particulares de maquinaria por línea de producción.

De todas las regiones de Chiapas, Tapachula es la que posee mayor potencial para expandir su base exportadora hacia productos de mayor complejidad. La región concentra la mayoría de las exportaciones del estado, y cuenta con la creación de la Zona Económica Especial (ZEE) y su parque industrial que permiten abordar nuevas capacidades productivas más complejas y adyacentes. Se identifica el potencial de los productos plásticos, de pinturas y películas, y de metalurgia, de relojes y equipos de soldadura, como unas oportunidades únicas en el estado para promover su transformación productiva.

Nuestro reporte concluye con una reflexión sobre la necesidad de traducir la identificación de los potenciales de cada una de las regiones en una realidad distinta, en una economía diversa, compleja, y próspera. La transformación productiva de Chiapas comenzará por la mejora de la productividad agrícola y la creación de oportunidades en las zonas urbanas que permiten aglomeraciones de conocimientos diversos en firmas complejas. El crecimiento económico en Chiapas no requiere innovación, sino más bien de que el estado aprenda del resto de México a producir de manera eficiente los bienes que el resto del país ya produce.  

Esta posibilidad exige a su vez de la existencia de un sector público capaz de convocar a firmas existentes, y otras que ya operan en el resto de México, para inaugurar nuevas facilidades de producción en Chiapas, combinando nuevas tecnologías y conocimientos con los que ya existen en la región. Así, se va desarrollando de forma gradual la densidad de su tejido productivo y diversidad económica. En última instancia, la clave para capitalizar el enorme potencial de Chiapas está en un cambio en la orientación del discurso productivo, que priorice la diversificación de la economía y la conquista gradual de sectores de mayor complejidad como herramienta para promover el crecimiento inclusivo.

cid_wp_302.pdf executive_summary_english.pdf